Hora
Viernes
19 de julio de 2019
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

Sigue sin justicia el feminicidio de Patricia Mora Herrera en Zacapoaxtla

VIDEO: Piden que el 3 de noviembre sea el "Día de las Muertas" para no olvidar a las mujeres asesinadas y exigir justicia


LA JORNADA DE ORIENTE 31/OCT/2018 07:35

ZACAPOAXTLA, PUE.- A un año del feminicidio de la maestra rural Patricia Mora Herrera en el municipio de Zacapoaxtla en Puebla el Juzgado de la Oralidad Penal en Teziutlán incurre en dilación y mantiene detenido el proceso de investigación, denunció el hermano de la víctima, Jacobo Mora Herrera.

En entrevista, dijo que la Secretaría de Educación Pública del estado (SEP), bajo la titularidad de Ignacio Alvizar, tampoco ha resulto la pensión de Patricia, a pesar que tenía oficio de comisión por trabajo en el municipio de Teziutlán.

“Es difícil la situación que estamos enfrentando como familia, no hay justicia para mi hermana ni para sus hijos ni esposo”, reclamó.

Por esta razón, anunció que los escritores Elena Poniatowska, Frida Guerrera y Juan Villoro se sumaron a la exigencia de justicia en el “Primer Día de Muertas de México”, en memoria a los feminicidios perpetrados en 2017 en el país, entre los que fue documentado el caso de Patricia Mora.

La marcha se realizará este sábado 3 de noviembre del Ángel de la Independencia al zócalo capitalino.

Sin embargo, Jacobo Mora Herrera reveló que ahí no para la situación, pues el médico legista que atendió a la maestra Patricia le dijo que necesita que se retracte de su declaración ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se pueda pensionar.

Esta persona –precisó– le comentó que nunca había tenido problema alguno con un muerto hasta que llevó el caso de Mora Herrera.

“El médico me reclama que para las dos cositas que compré el día que le realizó la necropsia de rigor a mi hermana, ahora enfrenta problemas en la Fiscalía, cuando según él había mucho material para realizar esta labor”, relató.

Incluso, refirió que el galeno le pidió que se trasladaran a la ciudad de Puebla para que se retractara de sus declaraciones de haber comprado el material de curación, “sino ya me voy a tener que pensionar porque ya no aguanto la presión”.

Recordó que fue el propio médico, quien de su puño y letra le anotó comprar “3 tubos tapa roja Vacutainer; 4 recolectores de orina Dacryl; 1 litro de formol; 1 litro de alcohol; 2 metros de franela color gris; medio metro de nylon grueso color negro; 2 jeringas de 10 mililitros”.

A pesar de todo el “rosario” de vicisitudes que han tenido que librar, Jacobo Mora dijo que su familia no parará de denunciar las inconsistencias en el proceso legal hasta que se haga justicia.

“De Zacapoaxtla nos tenemos que ir a la ciudad de México para exigir el anhelo de justicia de Patricia, porque todo es corrupción en las autoridades de Puebla. La justicia no llega y la procuración de justicia carece de perspectiva de género, se revictimizan a las mujeres”, condenó.

Jacobo Mora remató que “hay una indiferencia y banalidad de las autoridades ante la misoginia criminal”.

El declarante enfatizó que la detención de dos presuntos culpables y la desaparición de un tercer implicado en el asesinato de Patricia, son indicios de estancamiento del proceso.

El pasado 10 de noviembre alrededor de las 18:20 horas fue encontrado el cuerpo sin vida de Patricia, a sólo 80 metros de distancia de su casa y a 30 metros de la base de la Policía Estatal.

Mora Herrera tenía 43 años de edad, casada y madre de dos hijos, ingeniera industrial con Maestría en Innovación Educativa, profesora de Matemáticas y Física en la preparatoria “José Vasconcelos” en la comunidad de Tetelilla de Islas, en la Sierra Nororiental de Puebla.

Fue asfixiada en un intento de abusar sexualmente de ella, cuando regresaba a su hogar después de participar en un curso impartido por la SEP en el municipio vecino de Teziutlán. Su cuerpo fue encontrado desnudo por integrantes del Comité Vecinal de la comunidad de Totoltepec, quienes salieron a buscarla al caer la tarde.

Desde entonces, la familia de Patricia Mora se ha enfrentado a una serie de obstáculos que van desde las prácticas dilatorias en el proceso de investigación hasta el intento de dar carpetazo al caso, en la exigencia de justicia, reparación del daño y verdad para las víctimas y sus familiares. (Nota publicada en La Jornada de Oriente)

L I S T A D O