Hora
Martes
21 de mayo de 2019
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

José Luis Rechy se niega a dialogar y el conflicto en Cuyoaco sigue sin resolverse

Anabel Rechy Benavidez es la presidenta electa y heredará todos los conflictos que está creando su padre


REDACCION 07/AGO/2018 22:13

CUYOACO, PUE.- A tres días del conflicto por la falta de agua potable en Cuyoaco, ya que el ayuntamiento adeuda a la CFE cerca de un millón y medio de pesos, el edil José Luis Rechy Tirado se sigue negando a recibir a los inconformes y los ha condicionado a dialogar con ellos, pero fuera del municipio, por lo que los cito en Libres, pero los inconformes no acudieron, ya que el conflicto debe resolverse en Cuyoaco, donde más de dos mil familias son las afectadas por la falta del vital líquido.

El conflicto lo heredará la presidenta electa, Anabel Rechy Benavidez, quien gano las elecciones el pasado primero de julio como abanderada del partido Movimiento Ciudadano (MC) que también llevó al poder a José Luis Rechy Tirado, padre de la próxima presidenta municipal.

Los habitantes acusan al edil de no construir obras, de haber dejado que la delincuencia creciera y de comprar votos para que su hija ganara las elecciones para heredarle el cargo.

Además de eso, José Luis Rechy ha sido señalado por estar involucrado en la compra y venta de gasolina robada, por lo que algunas de sus estaciones de servicio fueron clausuradas y PEMEX le dejó de vender el hidrocarburo, al descubrir que vendía gasolina de dudosa procedencia (huauchicol). El mes pasado la Comisión Reguladora de Energía (CRE) le revocó al aun edil de Cuyoaco su permiso de gasolineras por distintas irregularidades en el cumplimiento en las normas de operación.

El conflicto reventó el pasado domingo cuando un grupo de habitantes acudió al palacio municipal para exigir al edil que resolviera la falta de agua, provocado por el corte del suministro de energía eléctrica, por lo que desde hace más de 20 no funciona la bomba y no se ha enviado agua a las viviendas.

El presidente municipal no acudió a la presidencia lo que enardeció a los habitantes que quemaron dos patrullas, tomaron el palacio y el lunes y martes cerraron la carretera federal y la autopista Puebla-Teziutlán sin que hasta el momento exista voluntad del edil por resolver este conflicto.

Para este miércoles los inconformes seguirán con el cierre de la carretera federal Amozoc-Nautla y la autopista Puebla-Teziutlán, ya que el presidente municipal y el gobierno del estado que encabeza el panista Antonio Gali Fayad no han mostrado interés alguno por darle solución a este conflicto que ya afecta a miles de ciudadanos que no pueden circulan por esta dos vías de comunicación.