Hora
Martes
23 de julio de 2024
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

En medio de su peor crisis el PRI considera cambiar de nombre, colores y logo

El tricolor se fundó en 1929, su primera transformación fue en 1938 con Lázaro Cárdenas y la última en 1946 con Manuel Ávila Camacho


Redacción 17/JUN/2024 14:28

México , CDMX.- Luego de sufrir la pérdida del 75 por ciento de su militancia y de alcanzar el 2 de Junio una votación efectiva de solo 11.11 por ciento, lo que representa sus peores números en la historia; el Partido Revolucionario Institucional (PRI) podría cambiar de nombre y de colores según afirmó el dirigente nacional Alejandro Moreno. Por lo que anunció que se llevará a cabo el 7 de Julio una asamblea extraordinaria donde se considerarán varias estrategias para evitar terminar como el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que perdió su registro nacional al no alcanzar el mínimo del 3 por ciento y ahora solo existe en 13 estados como partido local.

El PRI cuenta con más de 95 años de historia, fue fundado en 1929 por Plutarco Elías Calles, cuando se le llamó el Partido Nacional Revolucionario (PNR). El partido fue concebido como una respuesta a la inestabilidad política que siguió a la Revolución Mexicana, buscando agrupar a las diversas facciones revolucionarias bajo una misma organización. En 1938, el partido cambió su nombre a Partido de la Revolución Mexicana (PRM) bajo el mandato presidencial de Lázaro Cárdenas, quien buscó consolidar las diversas fuerzas sociales del país, incluyendo a obreros, campesinos, militares y sectores populares.

En 1946, durante el gobierno del teziuteco Manuel Ávila Camacho, el partido adoptó su nombre actual, Partido Revolucionario Institucional (PRI), reflejando un enfoque en la institucionalización de la política mexicana y la estabilidad gubernamental. Desde entonces, el PRI ha sido un actor central en la política del país, dominando la presidencia de México durante más de 70 años consecutivos hasta el año 2000, y nuevamente del 2012 al 2018 con Enrique Peña Nieto.

El posible cambio de nombre, colores y logo es un intento de revitalizar la imagen del partido y reconectar con los votantes en un entorno político cada vez más competitivo y fragmentado en donde se vio en la necesidad de aliarse con sus históricos rivales el PAN y el PRD, lo que no fue suficiente pues tras las elecciones del 2 de Junio Morena gobernará en 24 estados y tendrá en su poder nuevamente la presidencia de la república. Este cambio, de llevarse a cabo, marcaría una nueva etapa en la evolución del partido, que busca renovar su relevancia y asegurar su supervivencia en el escenario político nacional.

La próxima asamblea extraordinaria del 7 de Julio será crucial para definir el futuro del PRI, ya que en ella se debatirán y decidirán las estrategias y posibles reestructuraciones que el partido implementará para recuperar terreno perdido y evitar seguir el destino del PRD. Para muchos, los resultados de esta asamblea podrían determinar no solo la nueva identidad del partido, sino también su capacidad para seguir siendo un jugador significativo en la política mexicana.

¿Qué opinas?