Hora
Martes
25 de junio de 2024
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

¿AMLO manipulará las encuestas para imponer candidato a gobernador en Puebla?

Hay que recordar que el presidente siempre tiene otros datos muy diferentes a la realidad y no respeta los resultados de las encuestas


09/MAY/2023 23:31

Alberto Rojas, COLUMNA: Enfoque Privado.- Si Morena se equivoca en designar a su abanderado podría perder Puebla en las elecciones del 2024. Las encuestas ponen como el partido con mayor presencia a Morena, pero dicho escenario puede cambiar si no se designa a un buen candidato y el peor error sería que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, meta sus narices en la designación y se imponga al diputado federal Ignacio Mier Velazco, quien obviamente no cuenta con el respaldo social, más que el que él presume de contar con la bendición del mesías.

Con más del 40 por ciento de preferencia electoral es un hecho que Morena ganará nuevamente en Puebla, pero este escenario cambiaría radicalmente si Nacho Mier es el agraciado, ya que enfrentaría sólo la elección, porque no es bien visto en las bases ni en las dirigencias de Morena, no contaría con el respaldo de los que actualmente ostentan el poder en Puebla y eso sería realmente catastrófico para él y para el Movimiento de Regeneración Nacional.

Ahora imagínense que Nacho Mier sea impuesto en Morena y que enfrente lleven como candidato a su primo Alejandro Armenta Mier, no hay duda que el Senador lo pulverizaría en las urnas siendo abanderado de la alianza "Va por México" hasta me atrevería a vaticinar que Armenta derrotaría a su primo como candidato únicamente del PRI o del PAN en el entendido, que así parece que sucederá, que Nacho Mier no cuente con el apoyo del gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

Y es que Nacho Mier se ha encargado de ser non grato para los que ostentan el poder en Puebla y en su soberbia llevará el pecado y pagará con creces estos yerros.

El escenario si no le dan la candidatura de Morena a Alejandro Armenta y en cambio se la dan al Secretario de Gobernación Julio Huerta Gómez o a otro personaje como la Secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores, sería un poco diferente y digo poco diferente porque a Alejandro Armenta lo veríamos como abanderado de la alianza PRI-PAN-PRD que se denominaría "Va por Puebla", pero aquí el escenario cambiaría porque ya no sería tan seguro que le gane a Morena en las urnas, porque Julio Huerta u otro candidato que no sea Nacho Mier contaría con el respaldo total de la estructura del gobierno estatal, con las bases y dirigencias de Morena y por supuesto con el de los presidentes municipales que echarían toda la carne al asador para lograr el triunfo y ante este escenario ya no sería tan seguro el triunfo de Alejandro Armenta.

Y es que debemos estar seguros solo de dos cosas, que Morena cuenta con el respaldo social para ganar la gubernatura el próximo año, pero esto podría cambiar con lo segundo, que sería la imposición de Nacho Mier, quien le garantizaría a Morena un 90 por ciento de posibilidades de perder las elecciones.

Si Alejandro Armenta y Julio Huerta son los candidatos, el primero por el PRIANRD y el segundo por Morena, la guerra sería de tú a tú y no podríamos vaticinar quién ganaría y, es que el Secretario de Gobernación le entró al último a la competencia y en cinco meses ha logrado un gran avance, mientras que Armenta lleva más de cinco años de promoción política con miras a la gubernatura, no hay que olvidar que le peleó la nominación al finado Miguel Barbosa Huerta. Lo que sí es un hecho es que Morena tendría el triunfo completamente garantizado si eligen a Alejandro Armenta, pero si no lo hacen competirán contra él y este sería un enfrentamiento con final reservado.

De todos los aspirantes, el único que tiene un plan "B" es Alejandro Armenta, porque si no es abanderado de Morena no duden que lo será del PRI, PAN y PRD. Las encuestas ponen a Morena y a Alejandro Armenta con las preferencias electorales más altas en Puebla, pero si esta dupla no se da, el pronóstico es reservado siempre y cuando no impongan a Nacho Mier.

Ayer El Economista publicó una encuesta donde destacan las preferencias electorales a favor de Morena con un 39.9 por ciento de aceptación, más los puntos que le suman el PT y el Partido Verde, supera el 43 por ciento, el PRI, PAN y PRD se colocan arriba del 33 por ciento por separado, pero en alianza la preferencia baja a 32.1 por ciento, es decir once puntos abajo de la alianza de Morena. Ante este escenario imagínense si Alejandro Armenta es abanderado de los conservadores, sin duda le daría batalla a Morena corriendo el riesgo de lograr el triunfo.

Pero no todo es miel sobre hojuelas para Alejandro Armenta, porque a pesar de todo no es el súper candidato, ha sido un vividor de la política, no sabe vivir de otra cosa que no sea del erario público, le da atole con el dedo a los poblanos regalando arbolitos que todos al llegar a sus casas arrumban en un rincón, porque lo que hace no es un verdadero programa de reforestación, regalar un árbol por persona no significa ni sirve para nada. Nos gustaría saber si ha reforestado algún área específica a la que le haya dado seguimiento y ya tenga árboles grandes o que existan viveros o producción de los árboles frutales que ha regalado. Una verdadera tomada de pelo con lo que se promociona al igual que el libro que anda regalando como volantes. Simple y llamamiento un político de la vieja guardia priista y la mejor prueba es que se está rodeando y lo están siguiendo pura escoria dinosaurica y políticos fracasados.

Falta un año para la elección, Armenta ya no subirá más, Nacho Mier seguirá estancado y el único que puede seguir subiendo se llama Julio Huerta. Al tiempo. ¡Hasta la próxima!

¿Qué opinas?