Hora
Viernes
24 de mayo de 2024
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

Aarón Bonilla igual de inepto y corrupto que el priista Luciano Aparicio

Este par de sinvergüenzas pretenden seguir disfrutando las mieles del poder a pesar de sus desastrosos gobiernos


Redacción 17/ABR/2024 18:45

Diario Enfoque, Columna DE POLÍTICA Y COSAS PEORES.- A sabiendas de que los gobiernos de Aarón Bonilla y Luciano Aparicio dejaron mucho que desear y que cientos de chignautecos consideran que han sido los peores ediles que ha habido en Chignautla, el hoy candidato de Movimiento Ciudadano que busca su reelección no logra tapar el caos que ocasionó en el municipio y el ex edil quien busca regresar al poder a través del candidato del PRI Isidro Julián Santos a quien está promoviendo pese al nivel de descontento que dejó a su paso gobierno por falta de acciones y su intento de privatizar el agua lo que provocó la quema del palacio municipal.

La ciudadanía ha cuestionado fuertemente el actuar de Aarón Bonilla, ya que tras verse envuelto en quejas por inseguridad, abuso policial, señalamientos por desvío de recursos y total incompetencia tuvo como resultado que su esposa la presidenta del DIF municipal Esther Aguilar Tirado públicamente se deslindara sentimentalmente del alcalde durante su Segundo Informe de Gobierno pues para muchos fue realmente ella quien ganó las elecciones de 2021 para su esposo y quien se encargó de diversas áreas de gobierno que no le correspondían cuando Aarón Bonilla no dio la talla. El edil se involucró con trabajadoras del ayuntamiento lo que le trajo al candidato de MC duras críticas sobre su moral, pues cuando la presidenta del DIF hizo esta declaración pública se dirigió con respeto y agradecimiento a Aarón Bonilla, pero él se negó a hacer mención de su ex pareja en su discurso y no mostró madures ni devolvió el agradecimiento por cordialidad.

A más de dos semanas de campaña en la que busca su reelección Aarón Bonilla ha demostrado su desequilibrio personal y político pues optó por reelegirse para tapar sus abusos de poder presumiendo que ahorró recursos durante su administración al no contratar medios de comunicación para dar publicidad de sus acciones de gobierno. Sin embargo, este acto despertó el descontento de la población pues el edil se ha caracterizado por sus excesos en cuando a alcohol, mujeres, centros nocturnos y hasta multas por conducir en estado de ebriedad y poner en riesgo a la población como sucedió en Teziutlán en Septiembre del año pasado cuando se quedó dormido al volante al presuntamente dirigirse a su casa totalmente ebrio.

Otros de los desatinos del candidato fue en cuanto a seguridad pues en Noviembre del año pasado fue hallado el cuerpo desmembrado de una mujer en la localidad de Tepepan y a un día de su informe de gobierno también fue hallado un cadáver, el de un hombre desnudo con señas de tortura en los límites de las comunidades de Loma Bonita y San Isidro. Por otro lado su mal manejo en cuanto al conflicto territorial con Teziutlán al cual nunca le dio solución, y sumado a los altos índices de inseguridad que se viven en Chignautla está la agresividad de los policías municipales quienes golpearon y torturaron a un vecino de la comunidad de “Los Pescaderos” quien resultó con varias lesiones internas y estuvo semanas hospitalizado, sin olvidar que el edil intentó sobornar a la familia por su silencio, tras innumerables quejas por abuso policial regidores se impusieron y destituyeron al director de Seguridad Pública, Baruc Santos Ojinaga, ya que era constantemente protegido por el edil y finalmente el hackeo en redes sociales de la página oficial del ayuntamiento que generó una ola de burlas contra el edil pues actualmente la página sigue siendo usada para publicar contenido para adultos. Lo peor del caso y que molesta a los chignautecos es su doble moral, ya que ahora presume a su nueva pareja sentimental sin descaro alguno pues es mucho más joven que él y la población no está dispuesta a soportarle una burla más.

Con respecto al priista Luciano Aparicio quien gobernó Chignautla en la administración 2018-2021, hay que recordar que la población incluso quemó el palacio municipal en 2020 cuando el entonces edil intentó privatizar el agua a través de la creación del SOSAPACHIG un sistema operador del vital líquido para imponer cuotas altas a los pobladores, lo que causo gran malestar y la quema del palacio de gobierno y, en lugar de dar la cara a la ciudadanía prefirió esconderse. Por otro lado, al igual que Aarón Bonilla intentó ocultar diversos asesinatos durante su gobierno para negar que la inseguridad en Chignautla iba al alza, lo que resultó en una manifestación en Octubre de 2019 para exigir justicia por 3 asesinatos en el municipio aprovechando para exponer su hartazgo pues Luciano Aparicio no atendía la inseguridad, entre otras acciones para el bienestar de los chignautecos.

Aarón Bonilla está basando su campaña en mentiras tratando de encubrir sus problemas con el alcohol y otros vicios, además aumenta la inconformidad de la ciudadanía con la candidatura de Isidro Julián apoyado por el ex edil del PRI Luciano Aparicio, quien está en las mismas circunstancias que el actual presidente, ya que uno trata de seguir en el poder y el otro tratando de volver haciendo de lado que tanto Luciano Aparicio como Aarón Bonilla han encabezado los peores gobiernos que ha tenido Chignautla. ¡Ver para creer!

¿Qué opinas?